Empate en partido ajustado contra el líder en Plaiaundi

El Zaisa Irun juegó el sábado su último partido de liga en Plaiaundi contra el líder. A falta de cuatro jornadas el Arrasate, que sólo había perdido un partido venía con intención de proclamarse campeón de liga ganando en Plaiaundi. Pero el Irun no se lo puso fácil. Iñaki Lekuona y Alain Tamagnon contaron con el equipo en pena forma y sin bajas importantes.

El campo, muy embarrado por las lluvias de los últimos días debería favorecer al equipo de casa, puesto que el Arrasate juega en césped sintético.

Los primeros minutos el equipo irundarra domino claramente, salió muy enchufado y estuvo 20 minutos en la zona de 22 del Arrasate, Durante ese tiempo tuvo ocasiones importantes para estrenar el marcador. Dos golpes de castigo que intentaron transformar en los minutos 2 y 8 y una patada que entro en la zona de esnayo pero que los de Arrasate posaron antes de que llegará Ugo Poncini a posarla en el minuto 14. Pero no conseguían que ninguna de las acciones sumara puntos al marcador.
A partir del minuto 20 las tornas fueron cambiando y el Arrasate empezó a demostrar porque esta líder en la liga. Tuvieron más dominio del balón, pero sobretodo, en el minuto 25, en la primera oportunidad que tuvieron en un Golpe de Castigo supieron marcar los primeros tres puntos (0-3).
Aunque el Arrasate seguía acercándose peligrosamente a la zona de ensayo el Irun defendía muy bien y no permitía que se acercaran al ensayo. Consciente, el Arrasate de la situación, aprovechaban toda oportunidad de lanzar a palos en golpes de castigo. Fallaron un lanzamiento en el 31, pero en el minuto 33 conseguían otros tres puntos de esta forma (0-6).

Con este marcador se llegó al descanso.
La segunda parte se ponía muy complicada para los dos equipo, el barro del campo tapaba completamente a los 30 jugadores del campo y se veían situaciones en las que no se distinguían los colores de los equipos. El juego se iba convirtiendo muy pesado y lento con el barro. Esta situación favorecía en parte al equipo Irundarra y aunque no hacía jugadas claras iba obteniento el dominio del balón y territorial. En el minuto 53 el Irun aprovecho un golpe de castigo para lanzar a palos y esta vez Ugo Poncini no perdonaba y hacía los 3 puntos (3-6),
A cada minuto que pasaba los puntos tenían mucho más valor debido a lo ajustado del marcador.
El Irun se acercaba al ensayo, pero el Arrasate defendía muy bien los ataques irundarras y no lograban penetrar la defensa. En el minuto 66 otro golpe del Arrasate permitió a Ugo Poncini empatar el marcador y así lo hizo (6-6), Aunque cabían otras opciones para ese golpe de castigo el Irun prefirió asegurar el empate ya que otras opciones de sumar puntos se veían muy complicadas.
El resto de partido siguió en la misma dinámica y ninguno de los equipos conseguía  acciones de verdadero peligro. Así termino el partido, con un empate a 6 que supo de poco a ambos equipos por lo duro que pelearon.
No fue mal resultado para el Irun que cedió un empate ante un equipo que hasta ahora solo había perdido un partido. El Irun mantiene la tercera posición, pero no pueden cometer ningún error en las tres jornadas que quedan porque los siguientes clasificados vienen apretando fuerte y hasta el sexto tienen opciones matemáticas de quedar terceros.
El siguiente partido contra el Elorrio será el sábado 11 de abril a las 17h en San Roke de Elorrio tras el parón de la semana santa.
El Elorrio, aunque ya no tiene opciones de clasificarse para la promoción, nunca es un rival fácil en su campo será otro reto para el equipo irundarra que lleva once jornadas sin conocer la derrota y quiere seguir con la racha.
Foto de A. Serna.